Cómo cuidar las flores

La mayoría de los arreglos florales tienen una duración de entre 4 a 7 días o incluso más, dependiendo de las flores utilizadas y del cuidado que estas reciban. A continuación te presentamos unos consejos para cuidar los arreglos florales elaborados con flores frescas.

Tips para el cuidado de las flores

Cuidado de los arreglos florales

- Mantén las flores en un lugar fresco (18 a 23 grados), lejos de la luz directa del sol, la calefacción o del aire acondicionado, o en la parte superior de los televisores o radiadores (emiten calor, lo que hace que las flores se deshidraten). La mayoría de las flores durarán más tiempo en un lugar fresco y sin corrientes de aire.

- Si el arreglo floral va dispuesto sobre espuma floral, asegúrate de que esté siempre húmeda. Introduce un dedo en la espuma y te darás cuenta de la necesidad de agua que tiene el arreglo floral.

Cuidado de los ramos o flores en caja

- Elige un florero adecuado para las flores, límpialo bien y llénalo hasta 3/4 con agua tibia. Quita las hojas que estarán por debajo del agua. Las hojas en el agua promueven el crecimiento de bacterias que pueden limitar la absorción de agua de la flor.

- Corta los tallos quitando unos 2,5 cms. con un cuchillo afilado. Coloca las flores en el florero que limpiaste previamente.

Cuidado de las flores en florero

- Cambia a diario el agua del florero. Puedes cortar el tallo unos 2,5 cms. cada 2 días en angulo de 45º con una tijera de jardinería o un cuchillo bien afilado, esto permite que las flores duren más tiempo. Te sugerimos utilizar agua tibia, ya que, el agua muy helada reduce la vida de las flores. Si el tallo tiene hojas, éstas no deben tener contacto con el agua. Es importante eliminar aquellas que queden dentro del agua. Esto evitará la pudrición de las hojas dentro del agua con la consiguiente aparición de las bacterias.

- Si utilizas un florero, pon 5 gotas de cloro por litro de agua, ésta se mantendrá limpia por más tiempo.
- Revisa a diario tus flores y elimina las que no estén en buenas condiciones, si puedes, por la noche puedes colocarlas en un ambiente fresco, o si es posible déjalas fuera de la casa.